miércoles, 24 de septiembre de 2014

IKEA nos presenta... Sus mesas camilla

No, no os habéis equivocado ni de web, ni de sección, hoy voy a dedicar mi sección a cómo la sección de IKEA, esa marca sueca, no sólo ha influido a la hora de decorar nuestras casas, sino como también a nuestro amado festival.

Hoy antes de meterme en cocinas, salones, felpudos y demás, he querido fijarme en esos bellos muebles, de toque clásico y que siempre nos recuerdan a casa de la abuela, si es con brasero en pleno invierno mejor que mejor.

Y es que muchos representantes han decidido llevar los modelos sobre el escenario de Eurovisión, basándose en las mesas camillas que tenía IKEA en sus respectivas ciudades. Demostrando que es un mueble que por mucho que pasen los años, siempre está de moda, y porque no decirlo también ponérselo de vestido ante la mirada atónita de millones de espectadores.

Y como siempre no estan todas, pero son todas las que están.


- Gaitana:  Nuestra querida "Shakira Ucraniana", no solo no dudó en enseñarnos su ropa interior, sino que también tuvo la gran idea de robar la mesa camilla de su abuela (no sé si por la parte ucraniana o congoleña), con sus flecos incluidos, su blanco nuclear, e incluso el florero (con flores recién compradas en el chino, porque al igual que en todo el mundo existirán). Todo un homenaje a casa de su abuela, cuando iría a merendar sus tostadas de aceite y colacao (para quien no lo sepa es una de las meriendas más típicas de mi provincia y que siempre que pienso en ellas me traen el recuerdo de casa de mi abuela, y en este mundo globalizado pues para mí todo el mundo lo hace), mientras veía la versión de URSS de "Rasca y Pica". Un gran homenaje, y con lo cual más que invitarnos a una fiesta, nos invitaba a pasar una tarde en casa de su abuelita, pena que Europa no aceptase su invitación.



- Cristina Scarlat:  La representante moldava de este año, no pudo evitar fijarse en los modelos más actuales de mesas camillas de IKEA Chisináu, para cantar su canción "Wild Soul". Porque no sólo pasará a la historia como la "arrancapelos", sino que debería pasar por ser la que actualizó este mueble de nuestras cosas, porque quién no ve que cogió la mesa camilla de su abuela, en azul celeste, y le puso un poco de oro, en homenaje a esos jarones dorados, tan vendidos en nuestras tiendas de todo a cien (ya que nunca llegaron a reconvertirse en todo a 0,60€). Todo ello muestra que hasta moldavia tienen a este mueble como uno de los importantes de su casa.


- Esma:  La gran Esma (no lo digo por su tamaño, sino por su poderosa voz y su personalidad arrolladora), como abuela de incalculables nietos, quiso dar un guiño a su amplia prole, decidió que mejor que usar como traje su propio mantel, realizado con esmero por sus manos, que para eso se tiró tardes y tardes bordando. Y para ello usa mas recursos como las cortinas del salón a modo capa-chal y la toalla del bidé (gran repudiado) a modo de tocado. Soy de la modesta opinión que hasta debajo del vestido llevaba su propio brasero, puesto que el frío de Malmö es de aupa.


- Angelica Agurbash:  No será la primera vez que hable en esta sección de Angelica, porque es todo un expediente X en nuestro amado festival. Angelica cumple con la misiva, por la cual si no tienes voz, ni una gran canción, ponte lo más esperpentica que puedas. Y así tuvo que surgir la idea de ponerse una mesa camilla del Siglo XV, con todos sus complementos en oro, en claro homenaje a las agarraderas de sus pequeños armarios, que servían para esconder muchos secretos. Pero Angelica no pudo aguantar el color marrón que estas obras del diseño suelen llevar, para ello quiso ponerse "moderna" y ponerle un azul eléctrico, que hacía que te quisieras arrancar los ojos ante tamaño esperpento. E intentado siempre entender los motivos que le llevaron a la cantante bielorrusa a llevar esta mesa camilla por traje, simbolizar que Bielorrusia tiene muchos cuartos, que no se modernizan, que son unos horteras de mucho cuidado, o cuál fue el motivo.


- Hera Björk:  Nuestra querida islandesa, fue otra de las que quiso homenajear a este gran utensilio de nuestras casas. Ella quiso hacer un homenaje a esas mesas camillas con bordados, tan típicos de nuestros pueblos. Hera supo mover su mesa camilla por el escenario de Oslo con gracia (aunque fuera por breves momentos), demostrando que ponerte una mesa camilla no tiene porque conllevar que no puedas moverte con gracia, y ser de paso elegante. Ahora algo a destacar son las flores, que llevaba en claro homenaje a esos bordados clásicos de nuestras amadas mesas camillas. Gracia y arte es como podemos calificar a este modelo de mesa camilla.



- Alenka Gotar:  La gran dama eslovena no pudo resistir  la tentación de hacer en su representación un homenaje a la mesa camilla, y añadiéndole un complemento indispensable de la época de estudiante, la lamparilla. Sí, cielos míos, el traje de Alenka era un claro homenaje a su época estudiantil cuando se ponía ha hacer los deberes en la mesa camilla de su casa de Liubljana, de ahí ese fondo con la luna, puesto que cuantos estudiantes nos hemos quedado las noches en vela. Y las cuerdas que llevaba en el brazo era un clara referencia a los cables de la lamparilla de estudio. Ay que grande fue Alenka en recordar a todos los estudiantes nocturnos, en nuestro festival. Desde aquí espero su regreso al escenario eurovisivo que tanto la echa de menos.


Para cerrar, os dejo con el video de la gran Alenka, mostrándonos su visión de mesa camilla con lamparilla, ideal para el estudio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada